Budapest en dos días.

¡Qué difícil es recorrer un lugar en pocos días queriendo conocer todo!

A veces, hay que planear muy bien el itinerario para ver lo que una ciudad te ofrece.

Ese fue mi caso cuando visité la capital de Hungría.

Por cuestiones de tiempo, sólo podía estar dos días en la ciudad.

Igualmente, me las arreglé bastante bien para conocer lo más importante que tiene esta capital, llena de historia por donde la mires.

Para empezar, te comento que Budapest está dividida por el Río Danubio, separando la ciudad entre Buda y Pest.

Si, es muy gracioso que su nombre esté cortado según en qué margen del río estés.

Si me preguntas dónde es mejor alojarse, te diría que la zona de Pest, ya que estás más cerca de los puntos de interés.

Eso sí, al ser una capital europea y un destino muy atractivo, te recomiendo que elijas tu hospedaje con antelación, ya que los mejores hoteles o departamentos van a estar ocupados.

Otro punto a tener en cuenta es si vas a recorrer Budapest en auto.

Tenés que tener paciencia porque hay mucho tránsito, y es casi imposible encontrar lugares para estacionar en la calle.

Mi recomendación es que te manejes caminando o en metro.

Además, tenés que tener en cuenta el tema de la moneda y el cambio de divisa.

En Hungría no usan el Euro. Su moneda es el Florín húngaro.

Así que al llegar al país deberás cambiar dinero o pagar con tarjeta de crédito (y esto suele ser un problema, ya que en muchos lugares no las aceptan).

Ahora sí, vamos a ver qué podemos hacer en 2 días en Budapest.

En la parte de Buda, el atractivo más importante es el Castillo.

Se encuentra elevado en una colina donde podemos tener una tremenda vista del Danubio y los puentes que lo cruzan.

La visita al mismo es gratuita y se puede llegar a pie o en un funicular que se encuentra apenas termina el Puente de las Cadenas.




 

En los alrededores del Castillo está el Museo de Historia y la Biblioteca Nacional de Hungría (estos no son gratuitos).

Muy cerca de allí se encuentra el Bastión de los Pescadores, que junto a la Iglesia de San Matías, nos conducen a otro punto ineludible de nuestra visita.

Te recomiendo realizar esta zona de noche y de día ya que las vistas que se obtienen cambian en gran manera, sobre todo por la iluminación que tienen los edificios más importantes de Budapest.

Es realmente hermoso.

Además, el paseo por las torres que tiene el Bastión es gratuito por la noche.

Por último, para concluir el lado de Buda, tenemos la Ciudadela.

Este es el punto más alto, y allí tenemos el edificio de la fortaleza, además de algunos miradores y puestos de souvenirs.

La entrada a la fortaleza es paga, y adentro se exponen muestras de la segunda guerra mundial.

Ahora pasamos al lado de Pest.

Para cruzar a esta parte de la ciudad podemos elegir uno de los varios puentes que cruzan el Danubio.

El más impactante es el Puente de las Cadenas, especialmente llamativo por la noche, debido a la iluminación que posee.

El punto más importante es el Parlamento.

Majestuoso por donde lo mires, llegó a ser el edificio más grande de Europa en la época del 1900.

Recomiendo que saques la entrada con anticipación, si querés visitarlo, ya que suele estar lleno de turistas.

En la zona del Parlamento también podés visitar la Basílica de San Esteban y la Ópera Nacional de Hungría.

De allí continuamos por la Avenida Andrássy (que fue declarada Patrimonio de la Humanidad) donde podemos ver el Museo de la Casa del Terror de camino hacia la Plaza de los Héroes.

Esta zona te puede llevar un buen tiempo, dependiendo lo que quieras conocer.

La plaza está rodeada por un gigantesco parque donde se encuentra el Museo de Bellas Artes de Budapest, y el Museo de Arte Contemporáneo.

Además, hay una pista de patinaje sobre hielo y el pequeño Castillo de Vajdahunyad.

Al final del parque se encuentra el Zoológico y Jardín Botánico y los famosos Baños Széchenyi, ideales para relajarse después de caminar tanto.

Otra propuesta ineludible en tu visita a Budapest es probar su comida, más precisamente, degustar las exquisitas tortas y postres que tienen sus hermosas cafeterías.

Así que ya sabés, si tenés poco tiempo en la capital húngara, aunque tengas que apurar tu paso, no dejarás de perderte nada.




Your email will not be published. Name and Email fields are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.